Cuando la vida tiene un recuerdo nuevo



Da igual que las espinas de la vida
tengan otra paciencia diferente,
hagamos que la sangre consentida
nos ayude a vivir en el presente.

No tiene flor, tampoco la precisa, 
su belleza radica en lo contrario.
Ni siquiera recuerda que la risa
es en tu voz cadena y santuario.

¿Dónde hacerte ofrenda y penitencia?
Beso de luz, peligro en las veredas,
tránsito al caminar por la conciencia.

Hay que dudar y hacer nuevas preguntas.
¿Puede ser nuevo aquello que recuerdas?
O ¿Es que están las memorias ya difuntas?